EL AMOR VARÍA CON LA ESPECIE


Cuidar de otras especies no es algo sólo de humanos. Maltratarlas, quizá sí. Sobran los ejemplos de en el mundo animal. Famoso es el caso de una tigresa que en un zoológico de California en Estados Unidos dio a luz a cachorros trillizos, algo, según los especialistas, excepcional. Debido a las complicaciones del embarazo en cautiverio, los cachorros nacieron prematuramente y murieron poco después de su nacimiento. Luego de recuperarse del parto, la salud de la tigresa comenzó a declinar sin ningún motivo físico. Los veterinarios pensaron que la pérdida de sus cachorros la había hecho caer en depresión. Decidieron sustituir a los cachorros por los de otra madre. Después de verificar en varios Zoológicos a través del país, comprobaron que no había cachorros de una edad similar para traerlos a la madre en luto. Los veterinarios tenían que decidir algo que nunca antes se había intentado en ningún ambiente del Zoológico: algunas veces una madre de una especie adquiría bajo su cuidado a unos cachorros de otra especie. Los únicos que pudieron encontrar rápidamente conformaban una camada de cerdos. Los veterinarios envolvieron a los cerditos en piel de tigre y los colocaron alrededor de la tigresa. Y, efectivamente, los adoptó.
Un hipopótamo bebé que sobrevivió a las olas del tsunami en la costa de Kenya ha formado un fuerte vínculo con una tortuga macho gigante centenaria, en un lugar para animales del puerto de la ciudad de Mombassa. El hipopótamo, llamado Owen, pesa cerca de trescientos kilogramos y fue arrastrado del Río Sabaki hacia el océano Indico y luego arrojado a la playa donde las olas del Tsunami golpearon la costa de Kenya, antes de que los rescatistas de Vida Silvestre lo salvaran. Las declaraciones de la ecologista Paula Kahumbu resultan enternecedoras: "El Hipopótamo sigue a la tortuga exactamente del modo que lo haría con su madre. Si alguien se aproxima a la tortuga, el Hipo se vuelve agresivo, como si protegiera a su madre biológica".
Cuidar de otras especies no es algo sólo de humanos. Maltratarlas, de seguro sí. Ejemplos de amor en el mundo animal, sobran. Ejemplos de desamor, en el nuestro, también. Y las iniciativas por detenerlos; unos ejemplos:
El grupo de defensa de los animales Walking for animals (“Caminando por los animales”), protagonizó el primer encierro de los San Fermines haciendo el recorrido en ropa interior.
Con la llegada de las vacaciones aumentan también los casos de abandono de mascotas. Por eso, en España, la fundación Servican y la concejalía de Medio Ambiente realizan campañas informativas para concienciar a los propietarios de estos animales sobre la posibilidad de darlos en adopción o dejarlos unos días en guarderías si no pueden cuidarlos durante el verano.
Animal Defenders International (ADI) invita al público a preferir los circos que optan por presentar sólo espectáculos con humanos.
Activistas de la organización Walking for animals realizan actos de protesta en los que llevan a cabo una parodia sobre la experimentación con animales para mostrar su rechazo a este tipo de prácticas científicas.
PETA le ha enviado una carta a Dennis Rodman, expresando su profunda decepción en relación a su viaje a Pamplona, España, para formar parte de los crueles sanfermines, pero dándole una oportunidad para reivindicarse. PETA le pidió a Rodean, cuyo instinto por lo ostentoso es legendario, que se una a la "Carrera Humana" participando en la "Carrera Anual de los Desnudos", la cual es promovida por PETA desde hace varios años como una alternativa más bondadosa y festiva que las corridas de toros.
En el año 2004 se reveló un video que muestra a ciertos trabajadores pisando, pateando y lazando pollos vivos en un matadero de Pittsburg, Texas, propiedad de Pilgrim’s Pride, y que porvee pollos a KFC. El investigador que grabó el video consiguió presenciar cómo estos trabajadores sujetaban los pollos vivos, les arrancaban los picos, les retorcían el pescuezo y les pintaban con sprays.
Una nota de denuncia es bastante esclarecedora al respecto: “En este video se ve de qué manera los animales son azotados contra el piso y pared, y lo peor de esto es que algunos sobreviven, por lo que los asesinos terminan matándolos, no con agua ni con electricidad, ellos encuentran una forma más eficiente, “sus botas”, los terminan matando a base de patadas, con tal saña que parece que el pollo le quito a la esposa. Si usted se pregunta ¿dónde quedaron esos pollos? Pues esos pollos terminaron en las mesas de uno de los restaurantes de comida rápida más famosos del mundo.”
Posted on 09:17 by Musa Ammar Majad and filed under , | 0 Comments »

0 comentarios: