MIND CONTROL


A pesar de que mucha de la documentación relacionada con el proyecto MKULTRA fue destruida por la CIA en 1972, bajo las ordenes de su entonces director, Richard Helms, algunos registros relacionados con el programa han salido a la luz pública y el trabajo de historiadores, periodistas y varios comités del congreso estadounidense han liberado la suficiente información para considerar al MKULTRA como uno de los más infames ejemplos de abuso que la Agencia Central de Inteligencia haya ejercido sobre su propia población.
Los más notorios experimentos del proyecto MKULTRA fueron los estudios pioneros de la CIA acerca de la droga que una década mas tarde sería masivamente consumida por la generación hippie: la dietilamida del ácido lisérgico, mejor conocida como LSD. La CIA estaba intrigada por la droga y abrigaba las esperanzas de que el ácido o una droga similar pudiera ser usada para desorientar y manipular a líderes extranjeros y personas en general. También se consideró que el LSD tenía un gran potencial en inducir declaraciones de prisioneros durante los interrogatorios que la Agencia llevaba a cabo rutinariamente. La droga fue administrada a empleados de la CIA, médicos, otros agentes del gobierno, prostitutas, enfermos mentales y miembros del público en general, con el objeto de estudiar sus reacciones, usualmente sin el conocimiento de los sujetos de experimentación. En un minucioso libro acerca del MKULTRA y proyectos similares, La Búsqueda del “Candidato de Manchuria”, John Marks reporta que la mayoría de los investigadores del proyecto probaron el ácido. De hecho, la fase temprana de los experimentos puede ser considerada, sin lugar a dudas, como la primera experiencia psicodélica con LSD que se haya realizado en territorio estadounidense, la cual fue experimentada por nada menos que un Agente de la CIA.
Sydney Gottlieb, el científico que condujo el proyecto MKULTRA, era conocido por torturar a sus víctimas al encerrarlas en cámaras de de privación sensorial mientras estos se encontraban bajo los efectos del LSD o por grabar terapias de pacientes psiquiátricos en las cuales el sujeto escuchaba la grabación de una declaración autodegradante una y otra vez a través de unos audífonos. El mismo Gottlieb tomó LSD en varias ocasiones, encerrado en su oficina, mientras escribía copiosas notas de la experiencia. Se cree que los experimentos involucraron a cientos de personas y se realizaron en una amplia variedad de locaciones, entre las cuales pueden citarse universidades, prisiones, instituciones de salud mental y centros de rehabilitación para drogadictos. La CIA estaba interesada en conseguir las armas y técnicas que le dieran a los Estados Unidos la delantera en la carrera mundial por el control mental. En aras de ese objetivo, la Agencia empleó millones de dólares en el financiamiento de estudios relacionados con técnicas para influenciar y manipular la mente. Uno de los documentos desclasificados del MKULTRA, fechado en 1955, da una muestra del tamaño y el rango del esfuerzo; el memorando se refiere al estudio de una amplia variedad de sustancias capaces de alterar las funciones mentales, lo cual lograría: promover un pensamiento ilógico e impulsividad en el sujeto hasta el punto de desacreditarlo en público; incrementar la eficiencia de la mente y de la percepción; prevenir o contrarrestar los efectos intoxicantes del alcohol; promover el efecto intoxicante del alcohol; producir los signos y síntomas de enfermedades reconocibles en una forma reversible; facilitar la inducción de la hipnosis y aumentar su potencial efectividad para diversos fines; aumentar la capacidad de los individuos para soportar la privación, tortura y coacción durante los interrogatorios y los llamados “lavados cerebrales”; producir amnesia en eventos que antecedan a la ingestión o que ocurran durante ella; producir shock y confusión por extensos periodos de tiempo; producir inhabilitación física temporal o permanente, como parálisis de miembros inferiores y anemia aguda; producir euforia “pura” sin descenso anímico subsecuente; alterar la estructura de la personalidad de tal forma que la tendencia del sujeto a volverse dependiente de otra persona se vea incrementada; causar confusión mental de tal naturaleza que al sujeto le resulte difícil sostener una mentira durante un interrogatorio; disminuir la ambición y el rendimiento laboral general en sujetos a quienes se les haya suministrado en cantidades indetectables; promover la debilidad y la distorsión del campo visual o de las facultades auditivas, preferentemente sin efectos permanentes. Pocos de los objetivos del Proyecto MKULTRA fueron realizados, pero la sola realización de estos experimentos le acarreó a la CIA una oleada de críticas. Los experimentos MKULTRA duraron 11 años. La CIA condujo una larga serie de programas similares durante los años de la Guerra Fría. En 1960 se autorizó el uso del LSD con fines de experimentación en ciudadanos europeos y asiáticos. El nombre clave del proyecto de pruebas en ciudadanos europeos fue THIRD CHANCE. Por su parte, las pruebas en asiáticos se conocieron en su conjunto con el nombre clave de DERBY HAT. En 1965, la CIA, en colaboración con el departamento de Defensa de los Estados Unidos, comenzaría el proyecto MKSEARCH: programa que buscaba desarrollar la capacidad de manipular el comportamiento humano a través del uso de drogas. En este proyecto en particular, se buscaba la síntesis de una “droga de la verdad” que pudiera ser empleada en el interrogatorio de posibles espías soviéticos. En 1966 se iniciaron las operaciones del proyecto MKOFTEN: programa que buscaba probar los efectos toxicológicos de ciertas drogas en humanos y animales. Un año mas tarde, la CIA y el departamento de defensa implementaron el proyecto MKNAOMI: programa sucesor del tristemente célebre MKULTRA y diseñado para mantener, almacenar y probar los efectos de diversas armas químicas y biológicas. Las siglas iniciales de estos programas (MK) eran el nombre clave secreto con el que la CIA designaba aquellos proyectos relacionados con el control de la mente humana (MK se refiere a las palabras inglesas “mind control”).
Posted on 14:02 by Musa Ammar Majad and filed under , , , | 0 Comments »

0 comentarios: