UNA LEYENDA URBANA QUE DESATA PASIONES








Se dice que es una leyenda urbana. Hasta el FBI asegura que es fruto de la imaginación de un estudiante; que es, simple y llanamente, una broma. A mí me parece que deja en claro nuevas vías para las estrategias publicitarias. En fin, se trata de una página de Internet, publicada hace ya algunos años y hoy fuera de la red, donde se podían comprar “gatos bonsái”, los cuales son vistos como objetos decorativos o mascotas petrificadas. Muchos aseguran que no es una leyenda. Que ese trabajo repugnante se comercia en distintas partes del mundo. ¿Por qué “repugnante”? Lo repugnante estriba en el método de “elaboración” de los gatos bonsái, el cual consiste en introducir un gato en una botella, cuando aún tiene pocas semanas de nacido y sus huesos, según dicen, no se han endurecido, con un agujero para que respiren, un tubo en la boca para alimentarlos y una sonda en el ano para que eliminen los desechos corporales. Se asegura que, una vez crecido, se rompe la botella quedando el gato con la forma del recipiente.
La página en la que supuestamente se vendían tenía por dirección URL: http://www.bonsaikitten.com/, y mostraba fotografías de gatos embotellados y del proceso. A partir de ello se asegura que comenzó a circular un HOAX, es decir, una burla que no pretende serlo, un mensaje solidario basado en una historia falsa. En enero de 2001 algunas páginas de noticias en español, entre las que se incluye la agencia EFE, denunciaban el sitio descrito, surgido en el año 2000. Organismos oficiales norteamericanos investigaron para revelar que el doctor chino que anunciaba la venta de estos gatitos, M. Wong Chang, no existía. Que el sitio donde se alojaba bonsaikitten era una computadora hospedada en el famoso MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Que todo era el resultado del ocio de un estudiante.
Organizaciones como la Humane Society of the United States (HSUS) adelantaron investigaciones y consecuentes denuncias que llevaron al cierre de la página. Fue el inicio de una singular "lucha" entre esa organización y el autor de la broma. El sitio fue reabierto y cerrado por denuncias del HSUS en varias oportunidades, hasta que fue hospedado en un host que defiende la libertad de expresión, donde hasta hace poco se mantenía activo.
Respecto a las fotografías que mostraban la manipulación de los gatos, una asociación protectora de animales de Massachusetts y el propio FBI no encontraron evidencias de que se hayan cometido abuso con los animales: son sólo poses.
Este es el HOAX (lo transcribo tal cual):

“Este no es un mail agradable, y me gustaría que tampoco fuera cierto, pero no lo sé pero por las dudas los invito a firmar en contra de esta atrocidad. Tal vez ustedes no aman a los gatos tanto como yo, pero a cualquiera que sienta amor, compasión o respeto por cualquier forma de vida le va a interesar ayudar a que un animal tenga una forma de vida digna, es por eso que les envío este mail, porque hay un japonés loco en Nueva York que vende ‘gatos bonsái’ suena lindo no? pues es horrible!!!!!!!
“El tipo mete gatos bebes en botellas de vidrio les mete una sonda que tiene una salida fuera de la botella para deshacerse de la orina y materia fecal, para que los gatos tomen la forma de la botella se les alimenta con químicos para ablandarles los huesos, ahí los mantienen por el tiempo que logra el gato sobrevivir a esta tortura, no puede moverse, ni caminar, ni limpiarse, es realmente una crueldad pero es algo que se esta poniendo muy de moda en N.Y. porque es una ‘mascota adorno’.
“Si quieren más información entren a: http://www.bonsaikitten.com/.
“Yo lo que busco es recaudar firmas para mandarlas a la sociedad protectora de animales en Estados Unidos y México, al maldito japonés y a los noticieros para evitar que este abuso se siga cometiendo.
“Les agradezco su interés, les pido que lo reenvíen a otras personas que amen a los gatos, o que tengan respeto por cualquier tipo de vida, que agreguen su nombre a la lista y me la envíen…”

Algunas opiniones en la red también resultan curiosas. Las transcribo tal cual:

“El otro día me entere de una muy americana ‘petición de acción’, por la que los amantes de los gatos solicitaban ayuda para cerrar el sito web bonsaikitten.com (ya cerrado, no lo intentes) y los mirrors del mismo, por ejemplo el del MIT (también cerrado). La práctica (criar gatos con formas a base de meterlos en botellas desde cachorros) no es que me entusiasme precisamente, pero el piercing infantil (p.e. los pendientes) tampoco y nadie boicotea las joyerías. ¿Hasta dónde debe llegar la censura? ¿Qué es cultura (china en este caso) y qué tortura? En fin, lo de siempre.”

“Me gustaria saber que piensa ese señor japones acerca de la vida y porque no respeta la vida de un inofensivo animal como lo es un simple gatito recien nacido, aunque los que se pueden observar en las imagines no son recien nacidos. Me parece un acto totalmente cruel de una persona que no siente respeto por la vida, y que sentiria él si lo metieran en un frasco y con una sonda anal para ser usado como un adorno y todavia vivo. No puedo entender como se permiten estos actos crueles, y peor aun son las personas que los compran, no logro comprender cual es la gracia y estetica de tener un gato vivo con forma de cilindro, espiral o lo que sea, es algo totalmente horrendo. Que nos espera para nuestro futuro y el de nuestros hijos y desendientes? Espero que sea una simple broma de muy mal gusto, aunque creo que hay mentes podridas para todo en este podrido mundo.”
“Me acaban de pasar una web que me parece una auténtica barbaridad. Es que aún sigo sin poder creerme que esto sea verdad, aunque viniendo de los yankees ya me lo creo todo. Los famosos gatitos bonsai... Una auténtica calamidad!! Cuando son unos cachorros los sedan y los meten en toda clase de recipientes, tan pequeños que los pobres no se pueden ni mover. Tienen un pequeño agujero por el que respiran y un tubo por el que les meten la comida. Los dejan en ese estado una barbaridad de tiempo, y al no tener los huesos todavía formados y siendo bastante deformables aún, el gatito al crecer acaba adaptándose a la forma del recipiente... Es espeluznante. En la página te sale explicado paso a paso las barbaridades a las que los someten e incluyen fotografías. Y encima, los venden. Eso ya me parece... ¿pero de verdad alguien va a permitir que se le haga eso a un animal y encima le guste tanto que compre un ejemplar con forma de botella? ¡Por favor! ¿En qué coño se ha convertido el ser humano para permitir eso?”

“La verdad es que no creo que esto sea una broma, acabo de ver un programa de television diciendo que en china esto es comun en el mercado negro, aparentemente el gobierno no tiene control sobre ello, me dedique un tiempo a investigar y de echo es verdad que existe esta clase de brutalidad aberrante contra estos animalitos en el mercado negro chino y tambien asi con muchos animalitos mas, la verdad es que no tengo idea de como se puede detener esta clase basura de gente que por bienestar sacrifica cruelmente a estos gatitos, si alguien sabe la forma publiquenla asi me sumo a la lucha contra estos,’perdon la expresion’ ‘hijos de remil putas’.”

“Pues bien, esta crueldad se esta poniendo muy de moda en N.Y., China, Indonesia y Nueva Zelanda, donde lo consideran una ‘mascota adorno’. Se están recaudando firmas para mandarlas a la sociedad protectora de animales en Estados Unidos y México, al maldito japonés y a los medios para evitar que este abuso se siga cometiendo.”

“Hace unas semanas, escuché por la radio una noticia que me dejó espantada y horrorizada; unas asociaciones de tipo ecologista han denunciado a un doctor chino, que se dedica a fabricar gatos bonsai para venderlos en los mercadillos virtuales a través de Internet. El proceso es el siguiente: este doctor sádico coge cachorros de gato recién nacidos; los mete en frascos de cristal de distintas formas geométricas; estos gatitos crecen dentro de ese frasco donde se hallan metidos, y para que cojan la forma del frasco, el ‘doctor’ les alimenta con sustancias que debilitan su cuerpo, sus músculos y su salud, es decir, se deforman. A las pocas semanas mueren y entonces son momificados. Este abobinable personaje vende el resultado de su obra como objetos decorativos. Espero que aquel que se precie de humano, sepa diferenciar entre un objeto decorativo y un ser vivo. Un ser vivo nace para vivir, no para decorar nuestro recibidor o nuestro dormitorio; y desde luego, un ser vivo nunca ha sido ni es un objeto. ¡Por favor! no paguemos para que así sea, no compremos este tipo de productos. Es espeluznante tratar de convertir un ser vivo en un objeto inerte. Si no permitimos que se haga esto con una persona, no deberíamos permitir que se hiciera con un gato o con cualquier mascota de compañía. Comprar estos productos sería dar un premio en metálico a esta conducta sádica, espeluznante e inhumana. Hay formas mejores de decorar nuestras casas; usemos la imaginación y no a los animales.”
Posted on 14:13 by Musa Ammar Majad and filed under , , | 0 Comments »

0 comentarios: